Siembra permanente de Camila y Sin Bandera

Actualidad


Leonel, Mario, Pablo y Leonel al final del concierto cuando se unen ambas agrupaciones. Alfonso Quiñones
“Estamos celebrando 20 años de Sin Bandera con un disco que sale en mayo, esperamos poder seguir contando con ustedes 20 años más”

Tras la presentación del juvenil Joel Deleón, primer telonero recibido como una estrella por el público que colmaba el Palacio de los Deportes este sábado, 4Latidos tour se hizo realidad por segunda vez en Santo Domingo, después de tocar puerto en 2019. ¿Serían acaso las ganas de botar la pandemia lo que exacerbaría al público? Camila y Sin Bandera siempre han sido recibido con llenos totales en República Dominicana, pero lo del sábado fue apoteósico. Una siembra que recoge frutos.
Leonel y Noel salieron a escena bajo la algarabía ensordecedora. ¿Estamos listos?

Kilómetros arrancó su presentación de 10 temas. Todo es perfecto. “Dominicana son lo máximo”, dice Noel. La banda la integran un violín, bajo, drum, piano, teclado, saxo y batería. “Ustedes están en el top 3 de los mejores públicos del planeta Tierra”, expresa el argentino.

Tumbao de son en Para alcanzarte. Enseguida saxo y batería rockean. Por ahí una pianola Hammond descarga. Diseño de luces que se cruzan o avanzan hacia el público. “Estamos celebrando 20 años de Sin Bandera con un disco que sale en mayo esperamos poder seguir contando con ustedes 20 años más, y esta canción que se titula De viaje”, anuncia Noel con una excelente descarga del saxo y el piano en sus manos. Suave, nostálgico al final.

El dúo se caracteriza por el montaje de voces, no común en el panorama musical actual. Lo hacen con el uso de melismas y falsete, entre otros recursos con los que han calado en el gusto de la gente.

La cuarta canción comienza con un solo de guitarra del mexicano y tarareando. El público la sabe y la canta en gran parte. A pedazos Noel la comparte. Te vi venir.

“Noel tiene razón en que son un público diferente y único en este globo terráqueo”, confirma Leonel. Noel descubre que en el público se encuentra Techy Fatule que este domingo cumple años. Y le cantó felicidades con la ovación del público.

En esta no dio continuidad al show. Cantada por Leonel al principio y luego seguida por los dos. Leonel marca con la guitarra y entonces comienza a cantar Que lloro. Y el público delira. El fuerte del duo es el estado de lamento permanente en sus canciones lo cual conmueve a las mujeres.

“Me encanta que con dos acordes ya sepan…” dice Noel. Cantan Ves las dos voces a piano.

“Aqui hay muchas sirenas, yo siempre lo he dicho, por eso las exportan”, dijo al desgaire Noel que se desabrochó la camisa y provocó algarabía. Sirena.

Suelta mi mano comenzó con el piano de boca tocado por Noel y la guitarra de Leonel. Al final de la canción Leonel expresó “No me va a alcanzar la vida para agradecerles”. Cierran su actuación en solitario con Que me alcance la vida. Como casi todas coreada.

Entró Camila

La entrada de Camila con Mientes fue apoteósica y Mario Domm en una de ellas tumbó su banqueta de tanta efusividad. Alguien se la repuso y no bajó la adrenalina. Decidiste dejarme. Luego Bésame.

Mario reconoce que hace tres años subió a este escenario con el corazón roto. Y que pudo mirarse por dentro y cambiar lo que estaba mal. Cantó la nueva Tengo luz.

Luego una más movida Lo siento. Rockeada. Buen dúo con el tecladista y corista Ian Holmes, quien demuestra que Samo no es imprescindible.

Hizo Mario la historia que llamó tres veces para disculparse y cantó Lo siento. Mientras Mario Domm canta alante el guitarrista le cubre en el piano. Escribimos en diciembre y es para el próximo disco. Es una canción triste. Ya hice el equipaje… “Este frío se siente 24/7. La ciudad sin ti se siente diferente. Me duele que debió venir. Si el año tiene 12 meses porque para decir adiós tuve que elegir diciembre”. Navidad sin tí. Luego interpretaron De mí, que sirvió para que llamaran a Cesarito Suárez y le agradecieran porque siempre que vienen se llena.

Sobreviviendo, una canción dedicada a sus hijos. Solo a guitarra con Pablo Hurtado. Antes había preguntado por quienes tienen hijos. Él tiene dos y el más pequeño le pregunta si lo quiere. “Te amo tanto que ya no quiero vivir más del pasado”. Una canción muy tierna, que puso a llorar a una jovencita a mi lado.

Tras los aplausos, comenzó a cantar: “yo no tengo corazón, ni ojos para nadie. Solo para ti”.

Los cuatro

Llegó el momento de Coleccionista de canciones. Y tras el falso final entró Sin Bandera a escena con quienes cantaron Entra en mi vida, Mientes tan bien, Abrázame y Todo cambió. Fue una de las mejores interpretaciones de la noche. La gente salió renovada. El éxito apuntalado y en ellos las ganas de volver ante el “mejor público del mundo”.



Source link