Ramón Matías Mella, luces con pocas sombras

Actualidad


República Dominicana recuerda hoy el Día de Mella.

Muchos solo lo conocen como el patriota que dio el primer paso aquel 27 de febrero de 1844 para hacer realidad la Independencia Nacional cuando con gallardía disparó su trabucazo en la Puerta de la Misericordia.

Sin embargo, la vida del patricio es más que un trabucazo. Su niñez ha sido escasamente documentada, pero durante el periodo en que nació (25 de febrero de 1816) y creció arroja luz de lo que tuvo que padecer, junto a los 80,000 habitantes de la época.

Y es que Mella nació en pleno período de la llamada “España Boba”, cuando los dominicanos vivían en medio de una asombrosa estrechez económica y de escaso desarrollo social y político.

De acuerdo al historiador Juan Daniel Balcácer, este se vinculó desde muy joven al grupo político de los trinitarios, que había fundado Juan Pablo Duarte.

“Tuvo una participación muy activa, tanto en la fase organizativa del movimiento político, como durante el pronunciamiento independentista y poco después en la defensa de la naciente nacionalidad”, contó Balcácer a elCaribe.

El presidente de la Comisión Permanente de Efemérides Patria, Juan Pablo Uribe, también confirma la valía del patricio.

“Mella era un hombre de plena confianza de Duarte. Mella era duartiano. Tanto así que en 1843 se necesitó que alguien negociara un acuerdo con los liberales haitianos del movimiento de La Reforma, y fue Ramón Matías Mella a quien Duarte confió la delicada misión, que cumplió exitosamente. Lamentablemente Herard no cumplió con lo pactado”, sostuvo Uribe.

¿Sombras?

El papel de Mella durante la anexión de República Dominicana a España ha sido objeto de controversia. No obstante, tanto Uribe como Balcácer coinciden en que el patricio nunca traicionó al país; por el contrario, fue un patriota a carta cabal.

“Mella no fue un agente del anexionismo. Cometió un error al viajar al Reino Español como invitado diplomático para explorar algún tipo de relación mutua entre ambas naciones, en la que República Dominicana resultara beneficiaria. Muchos pensaron que él tuvo algo que ver con la anexión y no es así”, señaló Uribe.

Mientras que Balcácer expresó que “Mella fue siempre consecuente con su firme convicción revolucionaria y nacionalista. Fue independentista y anti anexionista a carta cabal. Desde un principio se opuso a la Anexión, pero cuando constató que estaban dadas las condiciones para actuar con las armas en las manos contra los españoles, figuró entre los patriotas que formaron la legión libertadora del ejército restaurador”.

¿Cuál fue su papel en la Guerra Restauradora?

Uribe destacó el papel preponderante de Mella durante la guerra restauradora. “Mella fue el que escribió el primer manual de guerra de guerrillas en América para combatir a los españoles, ya que él sabía que era imposible atacarlos de manera frontal, por lo que esto fue clave para combatir a los anexionistas durante la Restauración”, manifestó el presidente de la Comisión de Efemérides Patrias.

Balcácer también opinó al respecto

“Mella fue, en los inicios de la guerra restauradora, el estratega militar por excelencia. A él se debe un Instructivo para la guerra de guerrillas que fue utilizado con éxito por el ejército restaurador. Ocupó el cargo de Secretario de Guerra y Marina del gobierno restaurador y hacia el final de sus días, fue elegido nada menos que vicepresidente del gobierno en armas, cargo que, debido a su avanzada enfermedad, no pudo ocupar”, concluyó el historiador.

Mella había enfermado de disentería y, poco antes de morir, pidió que sus restos fueran envueltos en la Bandera Nacional. Sus últimas palabras fueron: “Aún hay patria, viva la República Dominicana”. Falleció en Santiago, el 4 de junio de 1864.



Source link