“La sierva” vende pececitos para mantener a sus 7 hijos

Actualidad


Dahiana Féliz, conocida como “La sierva”, perdió su trabajo en el cambio de gobierno y ahora se dedica a vender pececitos de colores para mantener a sus siete hijos y cuatro nietos.
Dahiana Féliz pide ayuda a la primera dama Raquel Arbaje y a Lisandro Macarrulla, ministro de la Presidencia

Luego de perder su empleo por el cambio de gobierno, en una de las instituciones del Estado tras desempeñarse como personal de limpieza, Dahiana Féliz conocida como “La sierva”, se levanta todos los días a vender pececitos de colores para mantener a sus siete hijos y cuatro nietos.

Para muchas personas es inverosímil el medio de sustento de esta madre soltera, que desde que sale el sol y hasta que se oculta se establece en un espacio a lo largo de la avenida Malecón en Santo Domingo Este, próximo al puente flotante, para expender sus peces.

Sin embargo, para ella es la vía circunstancial de mantener a su familia, a la vez que tiene bien clara, la idea de que es un trabajo digno y que por más apretada que esté la situación, no incurriría en lo mal hecho.

Féliz que apenas llegó a un tercer grado de primaria habló a elCaribe con mucha seguridad sobre la labor que realiza a diario, donde la mayor parte del tiempo le acompaña uno de sus retoños, y aprovecha para enseñarle el valor del trabajo y de hacer las cosas bien cueste lo que cueste.

Mientras “La sierva” comentaba todo por lo que había pasado a lo largo de su vida le fue casi inevitable no afligirse y llorar, al recordar los momentos difíciles y de necesidades que ha tenido que pasar junto a su familia tras perder su “trabajito seguro”.

“La gracia de Dios me mantuvo de pie… son muchas las situaciones que sigo aguantando, pero siempre de la mano del altísimo porque no es nada fácil”, expresó entre lágrimas, la dama de 38 años de edad.

Dahiana Féliz dijo que vive alquilada en una pequeña casa ubicada en la calle Profesora Pura en la comunidad El Mamey de Villa Mella en Santo Domingo Norte.

La dama permitió la entrada de elCaribe a su humilde hogar y se pudo apreciar las precariedades con la que viven.

Féliz mostró sin temor la pequeña nevera ejecutiva con la que cuenta donde la misma dijo tener “los días contados” por las fallas que dice tener.

Además, dijo que no cuenta ni con un tanque de gas, por lo que cocinan de vez en cuando en un anafe con carbón.

“Yo debo dos meses de casa y cada día que pasa se nos dificulta asegurar hasta los alimentos, pero Dios es bueno y sé que si no nos dejó antes mucho menos ahora”, argumentó.

Sus hijos dejaron de estudiar

“La sierva” dijo que las edades de sus hijos rondan entre los tres y los 20 años de edad.

No obstante, lamentó que no van a la escuela en la actualidad, debido a que tienen problemas de errores en sus actas de nacimiento y que no ha podido solucionar por falta de recursos.

Expresó que hasta su certificado de nacimiento propio tiene datos erróneos que le ha imposibilitado inscribirse a sí misma en cursos que a través del tiempo le han interesado para emprender como de belleza y tapicería.

Pide ayuda a la primera dama y al Ministro de la Presidencia

La joven mujer pidió la obtención de un empleo y una vivienda a la primera dama de la República Raquel Arbaje y al ministro de la Presidencia Lisandro Macarrulla. Clamó a la deidad para que las referidas personalidades del Gobierno en curso escuchen su petición y puedan darle una mano a ella para que pueda seguir siendo el sostén de su familia.

Educación
“Yo quiero que mis hijos sigan por el buen camino, pero que terminen de estudiar y puedan trabajar y ayudarse”, contó Féliz.

Ocho años
La joven mujer comentó que duró ocho años trabajando como parte del personal de limpieza en el Inposdom.



Source link