Karl-Anthony Towns: “Soy el mayor crítico de mí mismo”

Actualidad


Towns levanta el trofeo que lo acreditó ganar de las competencias de tiro de tres.

El dominicano Karl-Anthony Towns se convirtió en el campeón de la competencia de tiros de tres puntos del Juego de Estrellas de la NBA 2022, después de entrar con las peores posibilidades de lograrlo, según los expertos en apuestas.
Towns era el único centro de la competición en la que enfrentaría a siete otros jugadores considerados mejores tiradores que él. En una competencia que contó con nombres del calibre de Trae Young, Luke Kennard, CJ McCollum, Patty Mills, Fred VanVleet, Zach LaVine y Desmond Bane se encontraban compitiendo, fue Towns quien se llevó los más grandes honores.

Sin embargo, a pesar de hacer historia de múltiples formas, las palabras de Towns luego de ganar la competencia demostraron que esa es la clase de estándar bajo la cual él se conduce en su carrera. En términos llanos, eso es lo que el jugador dominicano espera de sí mismo.

“Estoy súper feliz de ganar. Es genial, pero tengo estándares tan altos para mí mismo. Soy el mayor crítico de mí mismo. No hay escritor, bloguero, nadie que pueda criticar y ser más duro con su juego que yo con mi juego”, dijo Towns durante la entrevista posterior a la competencia, al referirse al hecho de que no pudo llegar a 30 puntos durante la ronda final, a pesar de que con 29 estableció el récord histórico para una ronda final.

El dominicano no lo dejó ahí, sino que al momento de recibir el trofeo que lo acredita como campeón de la edición 2022 de la competencia, se voltió a ver a Shaquille O’Neal, uno de los jugadores grandes más dominantes en la historia de la NBA y con toda confianza comentó: “Te lo dije, Shaq, Las Vegas se equivocó de probabilidades”.

“Creo que esto es algo bueno para poner en mi currículum. Quería demostrar que soy el mejor tirador del mundo y ahora obtuve el trofeo para demostrarlo”, dijo. Ahora, el primer latino en la historia de la liga que consigue alzarse con el trofeo de campeón de la competencia de tres puntos del Juego de Estrellas puede decir que no hay nadie que le pueda exigir más que él mismo y su triunfo así lo demuestra.



Source link