“Freddy y yo fuimos rivales, pero grandes amigos en el final”

Actualidad


Horacio Lamadrid nacíó en Buenos Aires, Argentina en el populoso barrio de Mataderos.
Horacio Lamadrid conoció a Anita Ontiveros en el Canal 13 Proartel, con ella formó una pareja de tangos

Horacio Lamadrid es un ícono y leyenda de la televisión en la República Dominicana. Su historia inició en 1974 cuando armó la primera unidad móvil a color del país, con la cual transmitió una serie de eventos que han sido leyendas, como el traslado de los restos de los padres de la Patria al Panteón Nacional y el show multitudinario 7 Días con el Pueblo en 1974 en el Estado Olímpico.

Lamadrid llegó a Santo Domingo en 1966, donde ha echado sus raíces, pues aquí ha construido una vida junto a sus hijos Horacio, Gabriela Eusebia, Nicolás, Samantha y Jorge, además de sus 13 nietos y biznietos.

1. Circunstancias familiares
Nací en el populoso barrio de Mataderos, Buenos Aires, Argentina. Un lugar de personas guapas, no ladrones, con una personalidad increíble. Mi papá, Nicolás Madrid era argentino, murió de un derrame cerebral cuando yo tenía cuatro años. Mi madre Eusebia Mayoral, de nacionalidad española era muy trabajadora, muy hermosa. Somos dos hermanos, Enrique, que es el mayor y yo. Ella pintaba la casa que era de dos pisos y tenía un huerto al fondo de la casa. Mi señora madre murió en una operación cuando yo tenía once años. A los dos meses de su muerte, mi hermano se casó y me dejó solo, fue muy fuerte para mí. A los dos meses les alquilé una habitación a doña Rosa y don Agustín, una pareja de esposos, ellos me daban comida algunas veces. Un día llegué de trabajar fui a su habitación y la encontré tirada en la cama, estaba muerta. Eso me impresionó mucho y opté por irme de ahí”.

2. Del baloncesto al baile
Cuando practicaba baloncesto, vi la película Los Harlem Globetrotters ocho veces, me aprendí todas sus jugadas, movía la bola por todos lados. Un domingo mi hermano me invitó a jugar al River Plate, un famoso club de futbol, cuando el entrenador me vio me preguntó mi edad, mi nombre y dónde vivía, pero no le dije que era de Mataderos por lo bravo del barrio. Me propuso jugar con ellos y acepté. Con ellos hasta los 17 años. Pero a esa edad, el baile me llamaba la atención, me colgaba de las manijas de las puertas, movía las piernas, era tiempo del rock, me hacían ronda, decían mira como baila ese pibe. Mi amigo Alberto Campanini me llevó a una prueba con un coreógrafo, recuerdo que me marcaron seis compases y les hice 15. En eso salió el dueño y me propuso quedarme en el teatro. Ahí conocí a la vedette, Argentinita Vélez de 39 años, empezamos a salir, me quería dominar, pero no pudo. Un día tuvimos una pelea en el escenario y salió corriendo, cerraron el telón, el dueño me llamó a su oficina y me culpó, entonces me fui del teatro”.

3. Entrada a la televisión
Cuando salí del teatro, me fui al Canal 13 Proartel, allá me pusieron una cantante, le hacía la coreografía desde atrás. Luego, trajeron a una francesa. Un día la besé al final de la presentación, ella gritó que realismo, pensaba que era parte del show, pero no, lo que quería era imponer mi barrio y su personalidad. Siempre le preguntaba a mis amigos que tal estuve, ellos me decían que el estar atrás no me ayudaba, que me buscara una pareja, entonces les pregunté qué tal si hacía una de tango y me dijeron que sí. Mi amiga Isabel Cohen, La Gallega fue mi primera pareja, pero no tenía el temperamento, entonces en el Canal 13 conocí a Anita Ontiveros, egresada del Teatro Colón. Hugo del Carril, nos quería llevar a México, pero tuvo un accidente en la bañera y se rompió una pierna. Vinieron los japoneses que se estaban imponiendo en el tango, me querían llevar para allá, pero mis amigos del barrio me aconsejaron que no. En eso llegó un representante de Perú y me contrató el Canal 5 Panamericana, allá hicimos la coreografía a Olga Guillot. Luego, me fui al Panamá Hilton, en Panamá”.

4. De Panamá a la RD
Llegamos al Panamá Hilton cuando Torrijos era el presidente de Panamá. Su hermano tenía un night club y nos obligó a hacer una salida, entrabamos al salón solo cuando nos anunciaban. Anita bailaba delante de mí, hacíamos todo el tango al revés y luego la milonga al derecho, a la gente le gustaba mucho eso. Allá llegó un señor con un portafolio Samsonite, Ulises Frías, y me propuso traernos a Santo Domingo y acepté. Vinimos al país en 1966, pero el empresario nos traicionó, el contrato de 10 días lo llevó a tres meses. Anita y yo pasamos hambre, pero como yo era de pelea, no me quería ir con la cabeza gacha, fui a la Comisión de Espectáculos Públicos, les conté de la estafa y nos declararon libres de compromiso. Me hice amigo de Francisco Grullón Cordero, jefe del Departamento Comercial de Radio Televisión Dominicana (RTVD), nos colocó en el Hotel Embajador. Le hicimos 8 vídeos, lo pasaban constantemente por el canal, ahí me di cuenta que podíamos llevar los shows al interior del país”.

5. Nace un artista
En La Romana conocí a un chico que lustraba botas, cantante, lo relajaban mucho los muchachos ricos, me decía que lo discriminaban. Lo puse a cantar en un show que hicimos en Higüey, en el Hotel El Naranjo. A ese muchacho le puse el nombre de Fausto Rey. Él quería venir a la capital, me dijo que tenía un tío que vendía salami y queso acá, que le iba a pedir alojamiento. Le aclaré que iba a pasar hambre, que la situación era difícil, pero no imposible. Me lo traje, lo alojé en un hotel en la calle El Conde, le hice un intercambio para que cantara y le dieran una habitación. Ahí comenzó Fausto Rey”.

6. Lazos de hermandad
Entre Johnny Ventura y yo había un lazo de hermandad. Lo visitaba cuando vivía en la Tunti Cáceres, era quien le hacía los programas. Su mamá vendía dulces. Un día en su casa siento un olor a quemado, se estaba quemando un colchón, cogí y lo saqué, la gente gritaba que yo era de los suyos, Johnny me abrazó llorando. Le presenté a Fausto, le pedí que fuera a escucharlo al piano bar del Napolitano y fue a verlo un domingo y lo contrató en el Combo Show”.

7. Primera unidad Móvil de TV
Presentaba mi programa Domingo de mi Ciudad en Radio Cristal con su unidad móvil. Con Aníbal Ramos, Williy Rodríguez, Wicho Pichardo nos metíamos en todos los barrios, queríamos estudiar el comportamiento de su gente. Un día vi la necesidad de tener una móvil, como había juntado unos chelitos fui a la Santo Domingo Motors, compré un camión Chevrolet con 3,300 pesos de inicial y 330 pesos mensuales. Creamos la primera unidad móvil de televisión, la diseñó Papaterra y otro chico que trabajaba en Color Visión. Luego fui a comprar una cámara a color fuera del país. Empecé a grabar en el Hotel Jaragua los miércoles con Horacio y Anita, los sábados Show de Shows y Domingo de mi Ciudad los domingos. Con el programa Quién es Quién, presentaba a tres personas que decían llamarse igual, y tres invitados tenían que decir cuál era el verdadero. Un día me faltaba uno, me fui caminando hasta llegar al consultorio del doctor Julito Hazim, muy buen amigo mío hasta el día de hoy”.

8. Evento multitudinario
En 1974, Cholo Brenes que en paz descanse me dio el evento 7 Días con el Pueblo en el Estado Olímpico, patrocinado por la Central General de Trabajadores (CGT). En ese espectáculo Johnny estrenó el tema de Mamá Tingó, Cuco Valoy cantó algo alusivo a la guerra del 65 y Los Guaraguo Las Casas de Cartón. También actuó Sonia Silvestre, Ramón Leonardo, Expresión Joven, entre muchos otros. Esa grabación la pasamos por Rahintel, Canal 7 con la autorización de don Pepe Bonilla que era el dueño. Recuerdo que don Pepe me dijo que no saliera a la calle, que ese espectáculo era una revolución, eso fue un sábado. El lunes el coronel Báez Berg me vino a buscar, me llevó a las Fuerzas Armadas, allí me atendió el contralmirante Milo Jiménez. Cuando estaba sentado, llegó el general Pérez y Pérez, me recriminó que se pudo armar una revolución si hablaba uno de ellos y me exigió que le entregara los videos. En ellos estaban todos los chicos universitarios y de izquierda, no podía entregárselos, sentía que iba a vender la juventud. Le dije que eso lo autorizó el señor presidente como show y así lo firmamos, entonces me recordó que él me había nacionalizado. Le entregué los videos al encargado de la CGT, lo puse a que me firmara de recibido, luego fui a las Fuerzas Armadas y les mostré que había entregado el material a sus dueños. Pérez y Pérez golpeó la mesa y nunca más me volvió a saludar. Con eso me sentí bien, salvé a muchos universitarios e izquierdistas”.

9. Inicio de dos programas
Domingo de mi Ciudad tuvo tanto éxito que despertó la atención de Reto Publicidad, que quedaba en la calle José Joaquín Pérez, su presidente era José Augusto Thomen, estaban Yaqui Núñez del Risco, Novel Alfonso y Freddy Beras Goico, ellos iban al Jaragua a mirar lo que yo hacía. Un día salió Freddy con el programa El Gordo de la Semana, entonces fui al programa de Mundito Espinal y lo cité allí, quería que el pueblo supiera que teniendo al año tantos días, él buscó el mismo y la hora para competir con Domingo de mi Ciudad. Le reclamé que él lo hacía porque era sobrino del vicepresidente de la República y sobrino del obispo de la Catedral, y cuando íbamos a discutir, Mundito nos dijo que en su programa no. Así comenzó El Gordo de la Semana y Domingo de mi Ciudad, peleando Freddy y yo todos los días, pero ambos hacíamos cosas para ayudar a los demás”.

10. Rivales y amigos
En 1977 el tío de Freddy me llamó para que le trasmitiéramos el bicentenario de los Estados Unidos desde la Catedral. Me pidió de favor que no llevara a su sobrino, pero le dije que técnicamente lo necesitaba. Busqué al locutor Ellis Pérez, hablé con el papá y la mamá de Freddy y con Tutín para que me facilitaran la móvil que Freddy creó junto con Yaqui para competir conmigo. Desde la catedral transmitimos en vivo por RTVD, montamos un microondas hasta Cambita para enlazar vía satélite con la cadena NBCS. El evento era a las nueve de la mañana, el director que había puesto no llegaba, puse a Anita a dirigirlo. La grabación quedó tan bien que la Huges Television de Nueva York nos dio la puntuación en video y audio 4.04, una cifra récord. Recuerdo que Freddy se puso muy contento con eso, pero no terciábamos en la pelea. Un domingo me llevó a su programa, me presentó como el único rival en su vida. Le contesté que del cielo infinito, Dios le bendijo en el éxito y con su madre y padre que son dos santos, y nos abrazamos llorando. Esa fue la historia entre Horacio y Freddy, fuimos rivales, pero grandes amigos en el final”.

Hecho histórico

“Un hecho histórico fue cuando Fond Bernard me llamó para solicitar la móvil en el Palacio, venia el rey de España, después iban a inaugurar el Puente Juan Carlos, camino al Aeropuerto. A pesar de que nosotros le televisábamos a Balaguer, yo no hablaba con él, los revolucionarios del 65 me lo tenía prohibido, me decían tú vas a servirle, pero no le hables. Cuando Balaguer junto El Rey y la Reina iban a cortar la cinta para dejar inaugurado el puente no tenían tijeras, me preguntaron si tenía una, les dije que tenía un cortaúñas y se lo pasé, entonces él cortó la cinta con un corta uñas. Después del acto, en la embajada de España el presidente Balaguer tenía unos papeles en las manos y se los tiró al secretario, ahí me di cuenta que él ya no veía”.

Disposición
A pesar de que nosotros le televisábamos los programa al presidente Balaguer, no hablaba con él, los revolucionarios del 65 me lo tenía prohibido”.

Acontecimiento
En 1974, Cholo Brenes me dio la programación de 7 Días con el Pueblo en el Centro Olímpico, patrocinado por la Central General de Trabajadores (CGT)”.

Adquisición
En la Santo Domingo Motors compré un camión Chevrolet con 3,300 pesos de inicial y 330 mensuales, y creamos la primera unidad móvil de televisión de RD”.



Source link