Expertos revisan complejidad de la economía actual

Actualidad


Rolando Guzmán, Magín Díaz, Circe Almánzar, Roberto Despradel y José Luis de Ramón, al final del panel de la AIRD.

Cuatro economistas analizaron ayer el complejo panorama económico nacional e internacional, las tendencias que se presentan, los posibles escenarios y algunos de los posibles caminos para que el país sea impactado lo menos posible y pueda continuar su proceso de recuperación económica.
Lo hicieron en un panel organizado por la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD). Ese panel estuvo a cargo de Roberto Despradel quien abordó un análisis del contexto internacional; Magín Díaz, un análisis del comportamiento fiscal; José Luis de Ramón expuso sobre el comportamiento macroeconómico y financiero, y Rolando M. Guzmán habló sobre las perspectivas económicas ante la coyuntura actual.

Magín Díaz, ex director de Impuestos Internos, indicó que el subsidio generalizado es fácil de implementar, pero es ineficiente.
“No es el mejor uso de los recursos, pero quita presión de la clase media. Es el dilema”, indicó. En su exposición se refirió al tema de los precios internacionales, explicando que en los mercados a futuro los precios están más bajo. “

Al abordar la cuestión de las reglas fiscales, dijo que la mejor de esas reglas es que el Gobierno se comprometa con un déficit y lo cumpla.

“Eso dará estabilidad”, dijo. Mientras, Roberto Despradel indica que la experiencia indica que por cada punto que crece la economía americana, la dominicana crece dos puntos. “Es una dependencia… a tomar en cuenta en términos de tendencia”, expuso.

De su lado, Rolando Guzmán expresó que el choque de oferta tiene vocación inflacionaria, que se observa en todos los países, pero la tendencia inflacionaria es especialmente intensa en el caso dominicano. “Eso hace necesario indagar posibles implicaciones inflacionarias que se originan en la gestión de la demanda agregada a través de instrumentos fiscales y monetarios”, apuntó.

Desde su punto de vista, un cierto aumento en los saldos reales es razonable, dado un alto nivel de incertidumbre y bajas tasas de interés, lo que reduce el costo de oportunidad de tener recursos ociosos. “Pero un aumento de esa magnitud no parece plausible”, expuso.

“Por tanto, el surgimiento de una tendencia inflacionaria no debería ser sorpresa; lo sorprendente sería no tenerla. La inflación intensa y la recuperación acelerada son dos caras de la misma moneda”, dijo. Desde su óptica, las medidas en marcha apuntan a la dirección correcta y, aunque sujetas a incertidumbre, lo más razonable es esperar que la inflación sea un evento con fecha de expiración cercana.

Mientras, José Luis de Ramón indicó que “hay precios políticos en la economía: el de los combustibles es uno de ellos. Subsidiarlos puede ser positivo políticamente hablando”.

De su lado, el presidente de la AIRD, Celso Juan Marranzini, a quién correspondió dar las palabras de apertura al conversatorio, indicó que aunque el panorama es complejo tiene la seguridad de que se obtendrían algunas certezas sobre posibles rumbos a seguir.

Planteó que “vivimos un contexto de grandes riesgos y amenazas internacionales debido al conflicto armado entre Rusia y Ucrania y a diversos temas que han gravitado sobre la recuperación económica, afectando el desempeño de diversas variables”.

Resaltó el rol de la industria como uno de los principales motores del desarrollo dominicano y dijo que siempre está para respaldar el crecimiento económico, invertir en expansión y asegurar más empleos.

Los industriales resaltan la inversión proyectada

El representante de la AIRD puso de relieve la inversión proyectada para este año, de más de 80,000 millones de pesos y la generación de empleo que esto significará. Celso Juan Marranzini expuso diferentes datos que indican la fortaleza del sector industrial y el rol que juega y jugará en esta situación.

“Las ventas del sector industrial crecieron un 27.8 % de enero a diciembre 2021. La manufactura -excluyendo refinación de petróleo- creció un 29.3 %”, calculó. Y detalló que hubo un aumento de 26.9 % interanual en la recaudación de la DGII del sector de manufactura local en el periodo enero–diciembre 2021, lo que evidencia la mejora en la recaudación en comparación al mismo periodo del año anterior.

Según las estadísticas de la AIRD, las exportaciones totales crecieron un 20 %, mientras que las exportaciones de la industria local, junto a otras exportaciones, crecieron un 26 %. En lo laboral destacó un crecimiento de 6.2 % en el empleo, superando los 350 mil empleos y un salario promedio de RD$33,327.00 (13.4 % más elevado que en igual período anterior).

“Estos son solo algunos indicadores a modo de ejemplo de la fuerza de la industria”, expresó el industrial.



Source link