Dmitry Muratov subasta su medalla del Nobel de la Paz

Actualidad


Dmitry Muratov, el periodista ruso que sorpresivamente recibió la medalla de oro del Premio Nobel de la Paz, en octubre de 2021, sometió a subasta su premio y dijo que las ganancias se destinarían a Unicef ​​para ayudar a los niños desplazados por la guerra de Ucrania.

La medalla del Premio Nobel de la Paz se vendió por 103,5 millones de dólares (84,5 millones de libras esterlinas), rompiendo el récord de un Nobel.

Según un despacho de EFE, la puja, que fue conducida por la casa Heritage de subastas, duró 20 minutos en los que el precio de la medalla subió de 787.000 dólares hasta los 15 millones, cuando de pronto un comprador anónimo comunicó por teléfono que pagaba 103,5 millones de dólares, poniendo fin a la venta.

Muratov fue invitado por Heritage a la puja en un acto donde fue vitoreado prácticamente como una estrella de rock, con continuos «waw» del público, pero él dijo que para él «no se trataba de ninguna fiesta», sino que quería hablar «de la solidaridad humana y las dificultades».

Apunta EFE que Muratov se encontraba visiblemente fuera de lugar en el cóctel que Heritage había organizado previo a la subasta, y donde las copas de champán, la música de un piano y los cantos del público tenían poco que ver con el Moscú del que Muratov llegaba o los niños ucranianos para los que se había concebido este acto.

“Esperaba que hubiera una enorme cantidad de solidaridad”, dijo un sorprendido Muratov después de la venta. “Pero no esperaba que esto fuera una cantidad tan grande”, apuntó por su parte la agencia AFP.

Anteriormente, lo más pagado por una medalla del premio Nobel fue en 2014, cuando James Watson, cuyo co-descubrimiento de la estructura del ADN le valió un premio Nobel en 1962, vendió su medalla por 4,76 millones de dólares. Tres años más tarde, la familia de su co-beneficiario, Francis Crick, recibió 2,27 millones de dólares en una puja realizada por Heritage Auctions, la misma empresa que subastó la medalla de Muratov el lunes, Día Mundial del Refugiado.

Muratov fue uno de los fundadores del periódico ruso independiente Novaya Gazeta y fue el editor en jefe de la publicación cuando cerró en marzo, en medio de la represión del Kremlin contra los periodistas y la disidencia pública a raíz de la invasión de Rusia a Ucrania.

Fue idea de Muratov subastar su premio, después de haber anunciado que donaría el premio en efectivo de $ 500,000 que lo acompaña a la caridad. La idea de la donación, dijo, “es dar a los niños refugiados una oportunidad de futuro”

Muratov ha dicho que las ganancias irán directamente a Unicef ​​en sus esfuerzos por ayudar a los niños desplazados por la guerra en Ucrania. Fundidos, los 175 gramos de oro de 23 quilates que contiene la medalla de Muratov valdrían unos 10.000 dólares.

La medalla fue vendida a un postor telefónico no identificado. La subasta en la ciudad de Nueva York fue animada, con muchos aplausos y los postores incitándose unos a otros para aumentar el total. Se vio a Muratov grabando videos de la pantalla de ofertas y de los que estaban en la sala.

Cuando llegó la oferta final, de decenas de millones de dólares más que la oferta anterior, muchos en la sala expresaron su sorpresa, incluido Muratov. “Estoy tan sorprendido como tú en ese sentido”, dijo a través de un traductor después de la venta.

Cuando se le preguntó por qué eligió a Unicef ​​como receptor de los fondos, Muratov dijo: “Es fundamental para nosotros que esa organización no pertenezca a ningún gobierno. Puede funcionar por encima del gobierno. No hay fronteras para ello”, según reseñó el periódico británico The Guardian.

Muratov cuando recibió el premio, visto por el lente de Sergei Bobylev, de la agencia TASS

En una entrevista con Associated Press antes de la subasta, Dmitry Muratov había expresado su preocupación por los niños que quedaron huérfanos a causa del conflicto en Ucrania. “Queremos devolverles su futuro”, había manifestado.

Agregó que era importante que las sanciones internacionales impuestas contra Rusia no impidieran que la ayuda humanitaria, como medicamentos para enfermedades raras y trasplantes de médula ósea, llegara a quienes la necesitaban.

“Esto -dijo refiriéndose a la donación-, tiene que convertirse en el comienzo de un flashmob como ejemplo a seguir para que la gente subaste sus valiosas posesiones para ayudar a los ucranianos”, dijo Muratov en un video publicado por Heritage Auctions, que manejó la venta pero no se queda con ninguna parte de las ganancias, según la AFP.

Un premio compartido

Dmitry Muratov compartió el Premio Nobel de la Paz el año pasado con la periodista Maria Ressa de Filipinas. Los dos periodistas, que recibieron cada uno sus propias medallas, fueron homenajeados por sus batallas para preservar la libertad de expresión en sus respectivos países, a pesar de ser objeto de hostigamiento, de sus gobiernos e incluso de amenazas de muerte.

Dmitry Muratov ha sido un crítico ácido con la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014 y la guerra iniciada en febrero que provocó que casi 5 millones de ucranianos huyeran a otros países por seguridad, creando la mayor crisis humanitaria de países en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Los periodistas independientes en Rusia han estado bajo el escrutinio del Kremlin, si no han sido objetivos directos del gobierno. Desde que Putin llegó al poder hace más de dos décadas, casi dos docenas de periodistas han sido asesinados, incluidos al menos cuatro que habían trabajado para el periódico de Muratov.

En abril, Muratov dijo que fue atacado con pintura roja mientras viajaba en un tren ruso.

Dmitry Muratov partió de Rusia hacia Europa occidental el jueves para comenzar su viaje a la ciudad de Nueva York, donde las subastas en vivo comenzaron el lunes por la tarde. Las ofertas en línea comenzaron el 1 de junio para coincidir con la celebración del Día Internacional del Niño.

A partir del lunes temprano, la oferta más alta fue de $ 550,000. Se esperaba que el precio de compra subiera en espiral, pero no más de 100 millones de dólares.

Asombro por recaudación

“No puedo creerlo, estoy asombrado”, dijo Joshua Benesh, director de estrategia de Heritage Auctions, después de la subasta. “Personalmente, estoy estupefacto… Realmente no sé qué pasó allí».

“Sabíamos que hubo una gran oleada de interés en los últimos días por parte de personas que se sintieron conmovidas por la historia de Dimitry, por el acto de generosidad de Dimitry, que la audiencia global estaba escuchando esta noche”.

Cuando recibió su Nobel, Dmitry Muratov dijo que el mundo se ha enamorado de la democracia y se siente atraído por la dictadura, mientras que la guerra ha comenzado a parecer aceptable bajo la influencia del «marketing agresivo».

“Los gobiernos y los propagandistas cercanos a ellos tienen toda la responsabilidad de la retórica militarista en los canales de televisión estatales», dijo. «Los ideólogos actuales están promoviendo la idea de muerte para la patria, no la vida para la patria.

“La guerra híbrida, la trágica, fea y criminal historia con el Boeing MH-17 destruyó las relaciones entre Rusia y Ucrania, y no sé si las próximas generaciones podrán restaurarlas… Además, en las cabezas enfermas de geopolíticos, la guerra entre Rusia y Ucrania ha dejado de parecer imposible”, añadió Dmitry Muratov.

Desde su creación en 1901, ha habido cerca de 1000 ganadores de los premios Nobel que honran los logros en física, química, fisiología o medicina, literatura y el avance de la paz.



Source link